Con la tecnología de Blogger.

Sinéctica, lo difícil se hace fácil

Foto de Dani Vázquez vía Flickr

A diario, en aulas de todo el mundo se produce esa magia que logra transformar lo complejo en sencillo. La Sinéctica es un método pedagógico que, a ojos del alumnado y en manos del gran mago que es su profe o seño, obra el "truco" que le permite comprender algo que antes no comprendía… Espero que este post no lo lean esos alumnos, porque pretende divulgar la sistemática que hace posible esta magia.

La Sinéctica surge en el ámbito empresarial estadounidense de los años sesenta para promover el pensamiento creativo. Su creador, William J. Gordon, propone el uso de analogías para ver los problemas desde nuevas perspectivas y, así, llegar a soluciones más creativas.


La analogía se emplea para ver lo conocido de forma nueva o para hacer familiar lo desconocido

Desde el ámbito educativo se tardó poco en ver con buenos ojos las posibilidades de la Sinéctica para acercarse a la comprensión de problemas complejos. Surgió el Synectics Education System, cuya premisa de partida es simple:


Si el alumnado no comprende el contenido, probemos con algo parecido, pero más simple, y establezcamos una analogía con el contenido inicial

¿Cómo hacemos el viaje de lo complejo a lo simple, y vuelta? El método nos propone recorrer las siguientes etapas (se presentan con un ejemplo de aplicación):

  1. Situación de partida o contenido complejo: “La guerra en Siria”. 
  2. Analogía Directa (AD). “Conozcamos la mitología griega. ¿Quién era Europa y qué le ocurrió?” (Puedes leer el mito a partir del siguiente tuit) 


  3. Analogía Personal (AP): “Eres Zeus, ¿por qué actúas así? ¿qué conseguirás?” 
  4. Analogía simbólica o Conflicto Comprimido (CC). “Escoge dos palabras antagónicas que definan el comportamiento de Zeus con Europa”. 
  5. Analogía Fantástica (AF). “Crea tu propio mito con esas dos palabras”. 
  6. Retorno. “¿Qué similitudes piensas que puede haber entre el mito que has creado y la guerra en Siria?”

Sociedad del aprendizaje

Foto de Ian Burt vía Flickr

Desde los gobiernos, los poderes económicos, los grandes medios de comunicación... Desde arriba, han conseguido dividir la sociedad en individuos. Divide et impera. La vieja máxima del ejército romano convertida, de nuevo, en realidad.

Es una de las conclusiones a las que llega Owen Jones en su bestseller Chavs (2012). Jones analiza las consecuencias que tiene esta nueva realidad para las relaciones laborales, económicas y sociales. La educación tampoco es ajena a esta influencia... ¿Cuáles son las implicaciones pedagógicas de una hipotética fractura de los nexos que unen a las personas en la sociedad? El siguiente cuento puede ayudar a encontrar respuestas.

Hace mucho, en una comarca agrícola tenía lugar un concurso que premiaba al pueblo que presentaba el mejor grano de la temporada de cosecha.

Desde hacía varios años venía ganando el mismo agricultor, lo que despertó gran recelo entre el resto de participantes, que empezaron a rumorear que el maíz ganador no era propio de la comarca, sino traído de tierras lejanas. Tanta fuerza alcanzó el bulo, que el jurado del concurso hizo comparecer al agricultor aludido. Ante la estupefacción de los presentes, el campesino dijo que estaba dispuesto a compartir la estrategia que usaba cada año para ganar:

—Mi único secreto es que pongo mucho cuidado en mi trabajo y no descuido el campo ni un solo día. Aunque creo que eso lo hacemos todos. Lo que convierte a mi maíz en especial es que comparto la mejor semilla con todos los vecinos del pueblo, en vez de competir con ellos como el resto de participantes.

El presidente del jurado, intrigado, dedujo que ciertamente había un secreto, pero todavía no acertaba descifrarlo. Así que formuló la pregunta que muchos se hacían:

—¿Por qué comparte su mejor semilla con los demás?

—Verá usted, señor, —dijo el agricultor— el viento lleva el polen del maíz maduro de un sembrado a otro. Si mis vecinos cultivaran un maíz de baja calidad, la polinización cruzada degradaría constantemente la calidad de mis mazorcas. Si quiero obtener un buen maíz, debo ayudar a que mi vecino también lo haga.


José Antonio Marina plantea en su último libro, Despertad al diplodocus (2015), que uno de los factores clave para la mejora de la calidad educativa es la denominada "Sociedad del aprendizaje". Como en el cuento, las sociedades que se involucran (o que "conspiran" en palabras de Marina) de forma decidida y coordinada para EDUCAR lograrán repercusiones sobre el BIEN COMÚN. Actuar como individuos aislados en un mundo como el nuestro, hiperconectado, es la mejor forma de desperdiciar el esfuerzo. No queda otra que trabajar como un gran EQUIPO (formado esencialmente por gente "de abajo") en favor de la conspiración pedagógica.

Pedagogía Sistémica

Foto de Eric Stensland vía Flickr


El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en mirar con nuevos ojos. Marcel Proust

En 2010, Bruce Lipton realizó un importante hallazgo en el campo de la biología. Descubrió que la parte más importante de las células no es el núcleo, sino la membrana. Una célula puede vivir un tiempo sin núcleo, pero muere instantáneamente si pierde su estructura circundante. Para la Pedagogía sistémica, esa constelación de relaciones humanas que nos rodea está al mismo nivel de relevancia que la membrana celular. "Sin descubrir la historia de vínculos familiares que cada persona trae consigo, difícilmente podrá darse una verdadera educación, porque somos producto y reflejo de otros que están sin estar", diría un buen sistémico.

El propósito de la Pedagogía sistémica es conocer la amalgama de raíces afectivas que explican el estado presente de una persona. El fin no es intervenir sobre posibles carencias, sino COMPRENDER y ACEPTAR todo lo bueno o malo acontecido en la historia emocional, porque está presente en el aula. Una pedagogía que propone CONOCER a las personas como punto de partida para cualquier proceso de enseñanza y aprendizaje.

¿Qué se pretende conocer? Las dimensiones por las que se interesa esta pedagogía son cuatro:

  • INTRAgeneracional o entre iguales. 
  • INTERgeneracional: la anterior y posterior (padres e hijos). 
  • TRANSgeneracional: generaciones anteriores. 
  • InstraPSÍQUICA: los propios pensamientos y sentimientos.


La mayoría de los problemas se desarrollan en el amor que nace del vínculo, la mayoría de las soluciones son un desprendernos de personas vinculadas con nosotros, de su destino, de sus expectativas, de su influencia... La misma agua que nos sostiene y calma la sed, también puede arrastrarnos y ahogarnos. Bert Hellinger

A diferencia del pensamiento lógico-lineal que conduce a la dualidad causa-efecto, la idea de Hellinger (precursor de este paradigma) defiende que la razón no es el único regulador de la conducta humana y que no es posible deslindar los pensamientos y las acciones de las emociones y los deseos inconscientes. Quizá se puedan analizar por separado, pero adquieren significado en la medida en que forman parte de un sistema.