Desgranando el ABP

Foto de Brad Flickinger vía Flickr

Para todos los que estamos convencidos que APRENDER es mucho más que sentarse a escuchar, la propuesta metodológica que se engloba bajo las siglas ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos) se convierte en imprescindible. En un post anterior analizamos su fundamento pedagógico, pero ¿cómo se pone en práctica? Estas son las fases y sus principales acciones.

FASE DE IDENTIFICACIÓN
Las primeras tareas en un proceso de ABP están dirigidas a ubicar el centro de interés y la finalidad en torno a él. Esto implica delimitar un tema y unos objetivos para el proyecto.

  • Pregunta guía. Es una cuestión abierta y conectada con el contexto. A partir de ella y buscando una respuesta, se creará todo un proyecto. 
  • Situación de partida. Consiste en contextualizar la pregunta, a partir del estudio de la realidad en la que se formula. 
  • Definición del producto. Se trata de establecer a qué queremos llegar. En función de la especificidad de las indicaciones, el proyecto podrá ser más o menos creativo. 

FASE DE DISEÑO E INVESTIGACIÓN 
Una vez definido el producto, se diseñarán las acciones necesarias para crearlo. 

  • Previsión. Requiere una anticipación reflexiva de lo que se pretende lograr para definir acciones y recursos necesarios. Es importante ajustar la previsión a las posibilidades reales con las que cuenta el equipo. 
  • Organización y planificación. Implica determinar cuándo se realizará cada acción y quién (o quiénes) serán los responsables. 
  • Búsqueda de los conocimientos necesarios, de las experiencias para llevarlos a la práctica, de las personas de las que se puede aprender y, en general, de los recursos que harán posible el producto.
  • Análisis y síntesis. Es una puesta en común. Cada persona compartirá con el equipo el resultado de su búsqueda con el fin de que se analice todo desde una perspectiva global que permita tomar la decisiones adecuadas para iniciar la producción.

FASE DE PRODUCCIÓN 
Cuando se ha adquirido el conocimiento y los recursos necesarios comienza la creación del producto. 


  • Elaboración. Es la construcción del producto. Puede hacerse por partes (para después unirlas), aunque guarda más coherencia un producto desarrollado por todo el equipo trabajando al unísono. 
  • Ensayo. Las pruebas experimentales reportan datos muy valiosos para reajustar el proyecto. Además se incrementará la confianza del equipo de cara a la presentación de su producto. 
  • Autoevaluación. El ensayo será una inmejorable fuente de datos para evaluar el producto. Sin embargo, se trata también de revisar todo el proceso, lo que requerirá una tarea reflexiva personal y en equipo. 
  • Presentación. Es el momento final, en el que se muestra el producto creado.


0

¡Yo quiero bailar!

Foto de Peter Voerman vía Flickr

Gillian Lynne tiene una historia vital fascinante. Con solo ocho años sufrió un auténtico calvario en la escuela. Aquello no se le daba bien: siempre dispersa, con poca paciencia para escribir y dificultades para permanecer sentada. Defenestrada para los estudios por su profesora, la llevaron a un psiquiatra en busca de respuestas. Allí estaba Gillian, rellenando test en una sala con un falso espejo desde el que la observaban. De repente se levantó y empezó a bailar al son del hilo musical. Sus movimientos eran tan elegantes, tan acompasados, tan naturales… «No está enferma, es bailarina», fue el acertado diagnóstico que recibió. Tratamiento: «Matricúlenla en una escuela de danza». Ahora Gillian es nonagenaria, pero aún recuerda el momento en el que pisó por primera vez la que sería su academia: «Encontré a personas como yo, que necesitaban bailar para ser felices. Aquel era mi lugar en el mundo».

La señora Lynne tuvo la suerte de encontrar pronto su pasión y dedicó su vida a desarrollarla. Nada habría sido igual lejos de los escenarios. Que se lo digan al mendigo del cuento, que estuvo toda su vida pidiendo limosna a las personas que pasaban por su lado. Cierto día, cuando ya era anciano, alguien le preguntó: «¿Qué es eso sobre lo que estás sentado?». El mendigó contestó que no lo sabía y aceptó la propuesta de abrir el gran cofre que llevaba años sirviéndole de asiento. Oro, joyas, esmeraldas… un tesoro. ¡Había sido rico toda su vida sin saberlo!

La infancia es el momento adecuado para descubrir ese tesoro que cada uno lleva dentro. Gillian Lynne llegó a ser solista del Royal Ballet Company de Londres y actuó por todo el mundo. Después formó su propia compañía de teatro en Broadway, donde creó algunos de los musicales más célebres de todos los tiempos, como Cats o El fantasma de la ópera. Hizo disfrutar a millones de personas y desarrolló una gran carrera profesional, pero confiesa algo que estuvo por encima de todo aquello: «Disfruté con ilusión, me enamoré de ese maravilloso mundo… soy feliz con la danza». Un éxito en todos los sentidos, y no gracias a la escuela precisamente.

¿Cuántos TALENTOS como el de Gillian siguen pasando DESAPERCIBIDOS en las aulas?

0

Deberes los justos

Foto de Woodleywonderworks vía Flickr

Eva Bailén está al frente de una campaña que denuncia las condiciones de trabajo de un colectivo muy amplio. A través de un vídeo titulado «El trabajo más esclavo» presenta un interesante experimento social, en el que unos desconocidos comparan sus contextos laborales mediante una conversación de chat. Después tendrán que averiguar a qué se dedican. La sorpresa de los participantes es mayúscula cuando descubren que su interlocutor solo tiene diez años. Un estudiante de Primaria les ha relatado, entre otras cosas, que su trabajo se alarga hasta la hora de cenar, que apenas tiene tiempo para estar con su familia y que no se libra de sus obligaciones académicas ni en vacaciones.

Imagina que tienes una de esas jornadas interminables. Mucho te tendría que gustar el trabajo para no plantearte un cambio o incluso dejarlo, ¿no pensarán así nuestros niños? Quizá por ello la tasa española de abandono escolar sea la más alta de Europa. No es una conjetura. El investigador John Buell comprobó que una de las principales razones para dejar los estudios en zonas deprimidas es precisamente tantas «horas extras» en jornada de tarde. La situación empeora cuando la familia no puede ayudar, ya que es más probable que surjan carencias en el aprendizaje, que actuarán como una velada invitación a salir del sistema educativo por la puerta de atrás.

También se ha analizado el impacto que tiene sobre el rendimiento la prolongación del trabajo escolar en casa. El profesor Ángel Santamaría, después de revisar la literatura científica, concluye que «nadie jamás ha demostrado la utilidad de los deberes». Khon va más allá, en su libro El mito de los deberes explica por qué los considera perjudiciales.

Los alumnos españoles son de los que más tiempo dedican en casa a tareas escolares, y no hay un argumento pedagógico que recomiende tantos deberes, más bien al contrario. Pueden tener su razón de ser como un proceso creativo, aplicado y conciso; enfocado a reforzar (y no a repetir) lo aprendido. Una actividad compatible con el ocio y las relaciones familiares. Si estás de acuerdo, puedes apoyar con tu firma la campaña por los deberes justos iniciada en internet: www.change.org/losdeberesjustos

1

En solo 10 minutos

Foto de Enrique Sánchez vía Flickr

Recuerdo con cariño a Joaquín, era un compañero, un amigo de del colegio. Hoy lo etiquetaríamos como un alumno con "Necesidades Educativas Especiales". En aquella época, y para nosotros, era un niño que hacía fichas de primero en una clase de sexto. Su comportamiento también era más infantil, pero no nos resultaba extraño, lo conocíamos desde siempre. Lo cierto es que tener a Joaquín en clase era un privilegio. Mejor dicho, el profe Pedro hacía que lo fuera.

Ahora, después de diez años en las aulas, entiendo que un alumno con un nivel de competencia curricular de Primer Ciclo tiene que hacer un esfuerzo tremendo para soportar una clase de sexto. Creo que el profe Pedro también era consciente de ello. Por eso, cuando Joaquín se empezaba a mostrar más inquieto, el profe cortaba la clase. Daba igual si era mates, lengua o un examen. "¡Atención, Joaquín tiene algo que contarnos!", nos decía. Y para mí era fantástico, mi cabeza tampoco soportaba tanto tiempo seguido de trabajo intelectual.

Diez minutos, no creo que fuera más, SOLO 10 MINUTOS. En ese tiempo, Joaquín salía a la pizarra y nos explicaba lo que estaba aprendiendo. Otras veces, simplemente narraba lo que hizo la tarde anterior. El resto, escuchábamos. Si la situación lo requería, también participábamos. Sería imposible describir con palabras la sensibilidad con la que esa clase ayudaba o corregía a Joaquín. Incluso los más gamberros parecían transformarse en aquellos diez minutos.

Recuerdo que el profe tuvo problemas. Algunos padres "protestaron", sus hijos perdían diez minutos de clase todos los días. "Iban a ir menos reparados al instituto que los del otro sexto", le reprocharon. Mis padres asistieron a la asamblea que convocó el colegio. El profe Pedro dijo: "Es cierto, perdemos diez minutos de matemáticas, pero ni se imaginan lo que ganamos a cambio".

Ahora estoy seguro, Joaquín nos dio mucho más de lo que recibió en esos diez minutos. Nos ayudó a desarrollar la empatía, el respeto hacia la diferencia, la solidaridad... nos ayudó a ser mejores personas. Y todo a cambio de solo 10 minutos.


Educar la mente sin educar el corazón, no es educar en absoluto. Aristóteles

0

La pedagogía Freinet en 5 citas

Foto de keith Ellwood vía Flickr

Célestin Freinet (1886-1966) fue un maestro rural en la Francia de entreguerras. A partir de su trabajo en el aula desarrolló una pedagogía moderna y popular. Poco a poco, sus estrategias didácticas se fueron sistematizando y difundiendo. Bajo el nombre de «Técnicas Freinet» se recoge un amplio abanico de propuestas orientadas a potenciar: la libre expresión, la cooperación, la experimentación y la investigación del entorno. Todo un tesoro pedagógico que te invito a descubrir a través de las palabras del propio Freinet.

«La educación no es una fórmula de escuela sino una obra de vida»

Freinet entendía la educación escolar como parte de la vida, y no como una preparación para la vida. Por ello, cualquier contenido abordado tenía una aplicación directa en la vida de sus alumnos y alumnas. Este CARÁCTER FUNCIONAL implica la necesidad de conocer bien el contexto educativo y garantiza el interés del alumnado hacia lo que se aprende en la escuela.

«Los niños y niñas aprenden trabajando. De esta forma construyen su propio aprendizaje. La vía natural y universal del aprendizaje es el tanteo experimental»

Partidario de acabar con el rol pasivo del alumnado, Freinet fue uno de los precursores del APRENDIZAJE EXPERIENCIAL (al que ya le dedicamos un post). Sus propuestas pedagógicas aceptan que aprender es mucho más que sentarse a escuchar.

«El trabajo escolar debe entenderse como una actividad organizada, cooperativa y responsable; como actividad útil al individuo y al grupo; como instrumento de aprendizaje individual y social, teórico y práctico»

En una época en la que la escuela apostaba fuerte por desarrollar capacidades individuales, la pedagogía de este maestro rural fue a contracorriente. La COOPERACIÓN se convirtió en el eje toda su intervención en clase. Freinet compuso una auténtica loa a la INTERDEPENDENCIA... Tú y yo, trabajando juntos, lograremos mucho más de lo que alcanzaría solo.

«Dad a los niños la libertad de escoger su trabajo, de decidir el momento y el ritmo de este trabajo, y todo habrá cambiado»

No todos debemos aprender lo mimo y en el mismo momento. La enseñanza masiva desapareció de las clases de Freinet para dar paso a la PERSONALIZACIÓN del aprendizaje. Una apuesta por conocer a cada persona y desarrollar sus potencialidades que es precursora de la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner.

«La escuela no debe desinteresarse de la formación moral y cívica de los niños y niñas, pues esta formación no es solo necesaria, sino imprescindible, ya que sin ella no puede haber una formación auténticamente humana»

Freinet creía en el BIEN COMÚN, y la formación integral de la persona era su forma de contribuir a la construcción de una sociedad más solidaria, tolerante... de un mundo mejor.

0

4 consejos para la vuelta al cole

Foto de Víctor Bautista vía Flickr

Terminan las vacaciones escolares y no es fácil volver a la rutina. De hecho, el síndrome postvacacional no distingue entre adultos y menores.

El síndrome postvacacional puede presentarse de diversas formas. Sus síntomas físicos pueden ser: cansancio generalizado, fatiga, falta de sueño, dolores musculares, falta de apetito o de concentración... También presenta síntomas psíquicos, como: irritabilidad, tristeza, falta de interés o nerviosismo. Wikipedia

En esta entrada se recogen algunas RECOMENDACIONES PEDAGÓGICAS que contribuyen a que la vuelta al cole no sea un proceso traumático. No se trata de consejos exclusivos ni excluyentes, hay muchos más. Sin embargo, los siguientes son los que han reportado mejores resultados (quizá por su sencillez para recordar y aplicar) en mi práctica profesional.

(1) PROGRESIÓN. Empieza una semana antes a implantar los HÁBITOS propios del periodo lectivo: hora de acostarse, de levantarse, de comidas, actividades intelectuales y físicas, etc.

(2) DESPIERTA UNA ILUSIÓN RESPECTO A LA NUEVA ETAPA. "¡Qué ganas tengo de que empiece el colegio para que te aguante el maestro!". Expresiones como esta inciden en la connotación negativa que debemos evitar. Muy al contrario, se trata de destacar los aspectos positivos inherentes al inicio de una nueva etapa (retos apasionantes, mayor libertad, reencuentros...). También ayuda implicar a los niños en la preparación del material; propiciando, en suma, un CONTEXTO ILUSIONANTE.

(3) TRANSMITE CONFIANZA Y APOYO. El nuevo curso puede parecer, a ojos infantiles, un gran "monstruo" imposible de vencer. Por ello, es fundamental alimentar su autoestima demostrando que confiamos en que serán capaces de superar las dificultades que vendrán... ¡Qué sepan que el monstruo no es tan fiero como lo pintan!

(4) ORGANÍZALE ACTIVIDAD FÍSICA. Es, posiblemente, una de las recomendaciones menos comunes; pero practicar actividad física mejorará la relajación, contribuirá a conciliar un sueño reparador y a DESPEJAR LA MENTE de las preocupaciones normales de esta época.

La clave para una buena vuelta al cole es despertar en los niños ilusión y confianza. Más en la entrevista realizada el 28/08/2016 a Enrique Sánchez en La Opinión de Málaga

0

Vacaciones con hijos

Foto de Kevin Dooley vía Flickr

La semana pasada participé en un tertulia radiofónica: "¿Qué hacemos con los niños/as en vacaciones?". Este post recoge algunas de las ideas pedagógicas que se debatieron y que, quizá, puedan ser de utilidad para muchas familias en este inicio de verano.


Cambiar de actividad

Después de un año de intenso trabajo, el cuerpo nos pide descansar. Basta mirarnos al espejo para comprobarlo: ¡Qué necesarias son las vacaciones! Personalmente, me olvido completamente del trabajo, ¿no es lo que pretendemos todos, desconectar? Sin embargo, en la edad infantil NO debemos hacer esa traslación. Equiparar colegio a trabajo adulto es un error. Del mismo modo, las vacaciones infantiles no pueden regirse por pautas de vacaciones laborales. Nuestros hijos no tienen que dejar de aprender en vacaciones (su cerebro no se recupera así). Se trata, más bien, de hacer actividades diferentes que contribuyan a aprender de forma diferente.

¿Y si le han quedado asignaturas para septiembre? Algunas familias castigan a sus hijos con estudio intensivo durante el verano. "¡Si te han suspendido, no mereces vacaciones!", alegan. "Craso error", responde la Neurodidáctica:

Si te tiras todo el verano estudiando, apruebas en septiembre pero suspendes en diciembre.


Aplicar lo aprendido

Posiblemente, tu hijo o hija ha estudiado este curso los mamíferos. Habrá visto muchos animales en las páginas del libro de texto, seguro. Pero puede que no haya visto un elefante de cerca. Las vacaciones de verano proporcionan una estupenda oportunidad de aplicar lo aprendido durante el curso. Quizá puedas organizar una excursión familiar al zoo y pedirle a tus hijos que hagan de guía.

Si lo piensas bien, seguro que encuentras muchos planeas parecidos. En demasiadas ocasiones, la escuela nos muestra el mundo a través de una ventana (una pantalla, una página, etc.), pero no tiene la posibilidad de organizar una práctica real. Tú sí puedes.


Tiempo en familia

A principio de curso suelo hacer una encuesta para conocer mejor a mi alumnado (de Primaria). Una de las preguntas es: ¿Qué prefieres hacer en vacaciones? La mayor parte de las respuestas aluden a actividades en familia. No es extraño, los niños de hoy tienen cubiertas todas sus necesidades materiales, pero adolecen de tiempo de calidad con sus padres y madres. El periodo estival puede ser propicio para compensar esa carencia afectiva.

"Los padres no pueden organizar las vacaciones de sus hijos sin preguntarles. La opinión de los principales implicados debe contar. Por muy pedagógico que sea nuestro plan, no podemos caer en el todo para el pueblo, pero sin el pueblo". Carmen Cobo.


Leer, leer y leer

La lectura comprensiva es la competencia básica del éxito académico, y lograrla pasa por leer mucho, lo que podría ser todo un placer; pero la educación tradicional, con los libros de obligada lectura, ha logrado lo increíble: convertir el acto de leer en un suplicio detestable. Las familias pueden contribuir a corregir este gran error, fomentando el desarrollo de un hábito lector a partir del interés y la emoción de los niños/as. Ya vimos en este post cómo lograrlo.
0

La letra con emoción entra

Foto del colegio vía ceipjuliocarobaroja.es

Érase una vez un rey que odiaba al brujo más admirado por sus súbditos. Un día ordenó apresarlo y condenarlo. Le dijo: “Vas a ser ejecutado. Solo podrás salvarte si adivinas qué día vas a morir”. El hombre no perdió la compostura. Con voz pausada contestó: “Moriré un día antes que vos”. El rey palideció. La satisfacción inicial dio paso al temor por su propia vida, ¿y si sus predicciones son ciertas? En vez de matarlo, mandó que residiera en palacio y que siempre estuviera protegido.

Este cuento pone de manifiesto la importancia que puede llegar a tener la INTELIGENCIA EMOCIONAL. Daniel Goleman sostiene que la escuela debe promoverla, despertando la capacidad de reconocer los sentimientos propios y ajenos, de encauzarlos y de gestionar las relaciones sociales. Sin duda, el brujo del cuento tenía esas competencias. Desarrollarlas en el alumnado requiere docentes preparados para enseñar contenidos diferentes, como la aritmética del corazón o la gramática de las relaciones.

El CEIP Julio Caro Baroja trabaja en esta línea y va más allá, utilizando la emoción como recurso didáctico. Su estrategia pedagógica parte de una pregunta simple: ¿por qué lees un libro como Los pilares de la tierra, con más de 1000 páginas? Cuando descubres su historia no puedes dejarlo, te llega al corazón. En este colegio público de Málaga, los docentes acompañan el inicio de cada lectura propuesta con interpretaciones narrativas, con música relacionada con los libros y con investigaciones acerca de las realidades que los inspiran. Persiguen despertar en sus alumnos emociones positivas que enganchen al relato. Cuando lo logran, la lectura continúa sin el docente.

La educación se ha centrado tradicionalmente en lo que consideraba cuestiones serias, como la razón, las letras, los números... dejando de lado otros asuntos más humanos, como los sentimientos y las emociones. «Eso es cosa de cada uno», sentenciaba la Pedagogía. Pero resulta que estábamos equivocados. Como canta Fito, «las cosas importantes aquí son las que están detrás de la piel». Pedagogía vía Twitter

Parece evidente que la educación emocional debería ser una prioridad curricular. Sin embargo, la legislación educativa continúa lastrada por una tradición racionalista. Heredamos una "escuela del lado izquierdo", que no considera que los sentimientos y las emociones sean cosa suya. Por suerte, muchos docentes compensan esta carencia en el aula, demostrando lo que ya sabía el brujo del cuento: que la inteligencia emocional es tan importante (o más) que las matemáticas o la lengua; y que estas materias se comprenden mejor si se aprenden con emoción.
0

La pedagogía de Freire en 5 citas

Foto de João Lima vía Flickr

«La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo»

Paulo Freire (1921-1997) es, quizá, la figura más relevante de la pedagogía contemporánea. Sus ideas se vinculan a la igualdad de clases y a la defensa de la educación como el instrumento para alcanzarla. Fue EL PEDAGOGO DE LOS POBRES, el primero que se adentró en las favelas brasileñas para conocer a sus habitantes y mostrarles, a través del diálogo sincero y cercano, una pedagogía de la esperanza.

«Mi visión de la alfabetización va más allá del ba, be, bi, bo, bu; porque implica una comprensión crítica de la realidad social, política y económica en la que vive el alfabetizado»

Influyó en las nuevas ideas liberadoras en América Latina y en la teología de la liberación. Entre sus obras destaca La educación como práctica de la libertad (1969), que presenta uno de sus conceptos clave: la concietización, que es proceso mediante el cual las personas, a partir de su experiencia cotidiana compartida, desarrollan una conciencia crítica de sí mismas y de su entorno, como paso previo a la acción de cambio.

«El estudio no se mide por el número de palabras leídas en una noche. Estudiar no es un acto de consumir ideas, sino de crearlas y recrearlas»

Más influencia, si cabe, tuvo su Pedagogía del oprimido (1970), donde pone de manifiesto lo que denomina «educación bancaria o domesticadora», que es un instrumento opresivo al que se contrapone la «educación libertadora». La primera se limita a depositar información en las mentes pasivas y acríticas del alumnado mediante una comunicación unidireccional, que obvia el contexto para buscar la adaptación al orden establecido. La educación libertadora, por el contrario, se realiza de forma dialógica y partiendo del conocimiento de los problemas, necesidades e intereses del alumnado, buscando fines de transformación personal y social.

«Es necesario desarrollar una pedagogía de la pregunta. Siempre estamos aplicando una pedagogía de la respuesta: los profesores contestan a preguntas que el alumnado formula»

La influencia de la pedagogía de Freire en la educación actual sigue siendo notable. Tendencias tan innovadoras como las comunidades de aprendizaje encuentran sustento ideológico y teórico en aspectos vinculados al aprendizaje dialógico, la investigación del contexto o la participación democrática y horizontal.

«Todos sabemos algo. Todos ignoramos algo. Por eso, aprendemos siempre»

0

¿Le damos una vuelta?

Foto de Gillian vía Flickr

Una compañera de claustro solía decir que si le pagaran un euro por cada pregunta que contestaba en clase, sería millonaria; y es cierto. Las personas que nos dedicamos a la docencia nos acostumbramos a dar RESPUESTAS, a resolver problemas. Es una función que pocas veces cuestionamos. Por eso me resultó tan reveladora la conversación que presencié entre Agustín, un profesor de Filosofía, y uno de sus alumnos de Secundaria.

—Profe, ¿cómo puedo organizar este esquema para ajustarlo al espacio que nos das? —preguntaba exasperado un alumno mientras mostraba un folio repleto de información.
—No tengo ni idea —respondió Agustín encogiendo los hombros—. Tienes un problema...
—Sí, ya sé, tengo un problema, y eso significa que tengo un reto.
—Efectivamente, y yo lo más que puedo hacer es ayudarte a darle una vuelta.

El propio alumno me explicó que su profesor daba muy pocas respuestas resolutivas: "Cuando planteas un problema, tienes que acompañarlo de una o varias propuestas de solución. Solo entonces puedes contar con su ayuda". También me dijo que tenían una técnica concreta para "darle una vuelta" a los problemas.


Técnica de la inversión

Es una propuesta de Edward de Bono, que busca ayudarnos a contemplar el problema desde una perspectiva nueva para, así, encontrar soluciones más creativas. Aplicar la inversión implica realizar estas dos acciones:

  1. PROVOCACIÓN. Darle la vuelta —literalmente— al enunciado del problema o a alguna de sus asunciones (hechos o características).

  2. MOVIMIENTO. Reflexión encaminada a convertir el absurdo de la provocación en una idea útil.

Cuando te dedicas al sector de las patatas fritas de bolsa siempre te surge el mismo problema: el almacenamiento ¡Ocupan demasiado espacio y no se pueden amontonar sin que se rompan! ¿Cómo apilarlas conservando la integridad del producto? (PROBLEMA). Si le damos la vuelta llegaríamos a un absurdo: ¿Cómo romper las patatas para almacenarlas? (PROVOCACIÓN). Quizá no sea tan descabellado: ¿Y si las hacemos añicos para almacenarlas y luego las recomponemos para venderlas? Es justo lo que hacen con las Pringers (MOVIMIENTO), ¿te has fijado que todas tienen la misma forma y tamaño?

No hace mucho, Agustín fue elegido director de su instituto. Lo primero que hizo fue poner un cartel, a modo de advertencia, en la puerta de su despacho...
0

El jardín de Stenhouse

Foto de Debs-eye vía Flickr

Quizá ya conozcas la urgencia por estandarizar la educación. Hay todo un movimiento legislativo que pretende estandarizar programas, métodos, evaluaciones, etc. El GERM, al que ya le dedicamos un post. Paradógicamente, como anticipa su acrónimo, se está extendiendo como un GERMEN por medio mundo ¡Cuidado! La LOMCE está totalmente infectada.

Estandarizar. Ajustar varias COSAS SEMEJANTES a un tipo o norma común. RAE

Si te fijas, en la definición de la RAE encontrarás argumentos para alejar este término del sistema educativo. Lo más llamativo es que se refiere a objetos, no a personas. Por tanto, estandarizar equivale a cosificar al alumnado (en realidad, a toda la sociedad). Y no solo eso. En nuestra nueva condición de «cosas», también tendríamos que ser SEMEJANTES. Algo que es del todo irreal. Te imaginas... ¡Qué mundo tan aburrido! Lo cierto es que el factor humano y la diversidad no son, digamos, prioridades del proceso de estandarización educativa. Por concretar, seguro que en mi clase ya no podría disponer de esos 10 minutos tan importantes que describía este post.

¿Quién pretende un modelo de sociedad uniforme y deshumanizado? Siento decepcionarte, pero el villano es un viejo conocido: el lobby financiero, que ha puesto sus ojos en lo que considera un nuevo negocio: la educación. Pero nada sería posible sin la aquiescencia de poderes públicos. FRENTE AL DINERO SOLO NOS QUEDA LA FUERZA DE LA RAZÓN, representada en este ámbito por la PEDAGOGÍA.

Desde la pedagogía podríamos desgranar teorías en contra de la estandarización, y de su prima-hermana la privatización. También podríamos analizar los casos de Reino Unido, EE.UU, Chile y tantos otros países en los que este modelo ha fracasado, con gran perjuicio socio-educativo. Podríamos... Lamentablemente, este maldito blog limita a 350 palabras cada post. Así solo queda recurrir la concisión argumental del gran Stenhouse. Su visión también nos enfrenta a una cuestión trascendental: ¿QUÉ TIPO DE SOCIEDAD QUEREMOS CONSTRUIR?

Imagina que cada curso recibes un puñado de semillas. Son pequeñas, pero tienen gran potencial de crecimiento. Algunos docentes se esmeran por darle un tratamiento similar a todas: la misma cantidad de agua, intervalos de riego, fertilizantes... Estos «granjeros» esperan recolectar la cosecha coincidiendo con el final del tema o del curso. También buscan que todos los frutos (o «respuestas») sean del mismo calibre, color, sabor... Frente a esto, hay otro tipo de docentes, los «jardineros», que entienden que cada semilla es única y aprecian la belleza de los diferentes colores. Además de adaptar las necesidades de riego y luz, son capaces de diseñar precisos jardines, en los que la combinación armónica de especies diferentes representa un valor añadido.
2

Un perfil para autoevaluarse

Foto de Alejandro Gómez vía Flickr

Dirigir la mirada hacia la propia práctica, superar inseguridades, afrontar retos personales y profesionales… son algunas de las dificultades que encuentran los docentes que deciden evaluarse a sí mismos desde el prisma de la reflexión. Este cuestionamiento no es fácil y requiere un perfil profesional abierto a la investigación y con capacidad de autocrítica.


"Cuando hablamos del docente nos estamos refiriendo a alguien que se sumerge en el complejo mundo del aula para comprenderla de forma crítica y vital, implicándose afectiva y cognitivamente en los intercambios inciertos, analizando los mensajes y redes de interacción, cuestionando sus propias creencias y planteamientos, proponiendo y experimentando alternativas, y participando en la reconstrucción permanente de la realidad escolar". (Schön, 1987: 89)

Donald Schön sostiene que un profesional está capacitado para abordar una reflexión sobre su práctica cuando ha superado la Racionalidad Técnica. Esto supone alejarse de los preceptos positivistas para contemplar la realidad educativa desde un paradigma más cualitativo (post sobre paradigmas). Partiendo de esta teoría, identificamos el perfil de un docente proclive a completar con éxito una evaluación basada en la Práctica Reflexiva. Estos son sus rasgos:

  1. Entiende la PROGRAMACIÓN como un PROYECTO en constante proceso de reconstrucción. El programa no constriñe al docente. Es la herramienta que le permite realizar una anticipación reflexiva de situaciones didácticas, y NUNCA una guía que le dicta qué impartir en cada momento.

  2. Opta por la alternancia metodológica. Huye de situaciones organizativas estructuralmente similares, y tiene una amplia MOCHILA docente que le permite escoger la opción metodológica más adecuada en función de las demandas específicas de cada situación de enseñanza y aprendizaje.

  3. Está abierto a la EXPERIMENTACIÓN didáctica. Tiene la confianza y la solvencia necesaria para probar nuevas estrategias. Incluso encuentra aliciente y satisfacción profesional en la innovación pedagógica.

  4. Considera su AULA COMO UN SISTEMA en el que CONVERGEN influencias de diferente orden. Este tipo de profesional es consciente de que en clase no solo está el alumnado; también están sus familias, el grupo de pares, los medios de comunicación, el barrio…

  5. Muestra buena disposición hacia el intercambio de experiencias con otros colegas. No le importa que haya "observadores" en clase. Es más, considera que COMPARTIR y COOPERAR son también mecanismos para la formación y el perfeccionamiento de la propia práctica.

  6. CONSCIENTE de todo lo que sucede en clase. Su intervención, el feed-back, las relaciones humanas… Registra EVIDENCIAS sobre las que volver más tarde para generar conocimientos sobre su práctica, emitir valoraciones fiables o realizar cambios inmediatos.


0

Sinéctica, la chispa creativa

Foto de Armando Godoy vía Flickr

¿Te imaginas la importancia que tiene la creatividad para los inventores? En los años cincuenta, William Gordon dirigía el Grupo de Diseño de Inventos de la firma Arthur D. Little. Su misión era generar ideas que dieran lugar a nuevas patentes. Según cuenta, el equipo estaba acostumbrado a CREAR. Sin embargo, a veces y solo a veces la "chispa" se apagaba... Gordon diseñó un método para superar esos momentos de bloqueo creativo: LA SINÉCTICA.


La Sinéctica propone hacer un viaje imaginario, a través de la actividad metafórica, para (1) hacer familiar lo desconocido y (2) para ver lo conocido de forma nueva

Pronto se detectó su potencial pedagógico y nació el Synectics Education System. En el blog ya empezamos a descubrir (pulsa aquí) las posibilidades que ofrece la Sinéctica para facilitar la comprensión de realidades complejas. En esta ocasión nos centraremos en su aplicación originaria: ENCENDER LA CHISPA CREATIVA. Vamos a partir del siguiente ejemplo: ¿Cómo superar la timidez? Seguro que alguna vez te has planteado esta pregunta, ya sea en relación a un grupo o en el plano personal. ¡Hagámos un viaje sinéctico para encontrar respuestas creativas (y, de paso, conocer las fases del método)! Estas son las "estaciones":

  1. Situación de partida o problema: “¿Cómo superar la timidez?

  2. Analogía Directa (AD). “¿Qué animal consideras que supera bien la timidez?”. El propósito de esta estación es empezar a tomar distancia para ver el problema desde una perspectiva nueva. Se podría organizar un pequeño debate grupal para llegar a un acuerdo.

  3. Analogía Personal (AP): “Eres ese animal, ¿qué haces para superar la timidez?”. Persigue ampliar la distancia. Ayudaría encargar a cada grupo una representación de la actuación de ese animal en una situación en la que logre superar su timidez.

  4. Analogía simbólica o Conflicto Comprimido (CC). “Escoge dos palabras antagónicas que definan a tu animal”. Esta acción nos hará perder la referencia personal (TÚ-ANIMAL), buscamos que desaparezca el TÚ y se quede solo el ANIMAL. Para lograrlo también sería oportuno organizar un debate en grupo.

  5. Analogía Fantástica (AF). “Piensa en una máquina que también pueda ser definida con esas dos palabras”. Es otra estación de alejamiento de la perspectiva lógica, la máxima. Recuerda que el ANIMAL estuvo relacionado con el TÚ. Tomar distancia supone empatizar con una nueva metáfora: LA MÁQUINA. Igual que en la tercera estación, una representación facilitaría esta pauta de pensamiento.

  6. Retorno. “¿Qué sistemas, acciones, resultados... podrían extrapolarse para superar la timidez?”. Es la "vuelta a casa" e implica retomar el problema original... con nuevos ojos. De nuevo, el debate grupal es la estrategia ideal.


La Sinéctica parte de la premisa de que la creatividad es entrenable, versátil y mejora con la cooperación

Esta es la ficha que se utilizó en clase para abordar el problema que ha servido para ejemplificar el método.

2

Pedagogía con la zurda

Foto de Amy vía Flickr

«Recuerdo cómo fue la primera vez que le pegué con la izquierda en un partido oficial, de forma voluntaria y no condicionado por las circunstancias del juego. Fue un pase largo, directamente al pecho de un compañero. ¡Qué sensación! Llevaba meses entrenando con la zurda y aunque nadie más que yo se dio cuenta en el estadio, la satisfacción que me produjo ese pase perdura como un recuerdo imborrable. A partir de aquella tarde, le pegué muchas más veces con la zurda, fallé bastantes y acerté otras... lástima que ya tenía 32 años» Imanol Ibarrondo

Este ex futbolista de Primera División sintetiza perfectamente lo que supone perder el miedo y salir de la zona de confort. Como colectivo profesional, nuestra pierna derecha es una pedagogía que surgió de la mano de la revolución industrial, a su servicio, para dar respuesta a una demanda concreta: instruir a los futuros operarios en las competencias que requería aquel mercado laboral (en este post ya analizamos esas competencias).

«Si enseñas a los niños de hoy como enseñamos ayer, les estás robando el mañana» John Dewey

Mucho ha pervivido de todo aquello... demasiado. La pedagogía de la pierna derecha es cómoda, con ella nos enseñaron, la interiorizamos desde la más tierna infancia. Sin embargo, el mundo que justificó su necesidad ya no existe. Por ello, los profesionales de la educación tenemos que convertirnos en zurdos. Imanol Ibarrondo propone siete pasos que te ayudarán a golpear con la izquierda.

PRESENCIA. Supone conectar con el mundo, con lo que está sucediendo AQUÍ y AHORA, vivir plenamente el momento. Es frecuente estar físicamente en un contexto y tener el pensamiento en otro momento pasado o futuro. La presencia es el primer paso para conocer la realidad y actuar efectivamente sobre ella.

PREGUNTAR. Cuestionar, entender, descubrir... son algunos de los maravillosos verbos que están detrás de las preguntas.


POSITIVIZAR. La realidad, nuestra realidad, es el relato que construimos sobre lo que (nos) sucede. Positivizar esta narración interna implica afrontar la vida con una mentalidad de desarrollo (de la que hablamos en este post).

POTENCIAR. Equivale a encontrar, visibilizar y desarrollar todo lo bueno que tienes, y que te ayudará a ser mejor profesional y mejor persona.

EMPATIZAR. Supone proyectar la comprensión propia a otras personas. Prestar atención a cómo son/están nuestros interlocutores y tratar de ver el mundo desde su prisma, te colocará en la mejor disposición posible de cara a cualquier relación.

PROCESAR. De todos los pasos anteriores se derivará una gran cantidad de información, reflexionar sobre ella y otorgarle un tratamiento adecuado es clave para que cualquier cambio sea para mejorar.

PACTAR. No olvides LA FORMA de presentar al mundo los cambios. Posiblemente conlleve un impacto. Toda crisis lo produce. Por ello, es importante co-crear la nuevas relaciones, los nuevos procedimientos. Alcanzar compromisos más que imponerlos...

Ya sabes, aquí solo 350 palabras, para profundizar te recomiendo el libro de Imanol Ibarrondo.

0

¿Qué sucedió en Florencia?

Foto de Mariano Mantel vía Flickr

Leonardo da Vinci, Brunelleschi, Botticelli, Miguel Ángel, Ghiberti... Todos estos genios creativos coincidieron en una misma ciudad de la Toscana italiana. ¿Fue casualidad o aquel contexto hizo aflorar personalidades creativas por doquier? ¿Qué sucedió en Florencia? Mihály Csíkszentmihályi ha estudiado la vida de más de noventa sujetos que destacan en la generación de ideas, y tiene una respuesta.

La cúpula de Santa María dei Fiore representa bien lo que sucedió en la ciudad toscana. Su construcción supuso todo un desafío para la arquitectura de la época. Ningún proyecto convencía a la comisión de la Opera del Duomo, hasta que Brunelleschi presentó una atrevida propuesta que integraba la técnica romana con los modelos góticos.

Aquel desconocido arquitecto había pasado años estudiando el Panteón de Roma, era un gran EXPERTO en cúpulas. Csíkszentmihályi descubrió que el conocimiento es uno de los pilares de la creatividad, pero no habrá edificio si el contexto no plantea RETOS y proporciona CONFIANZA para afrontarlos de forma diferente. A Brunelleschi le apasionaba el gran desafío que suponía cubrir la catedral y la comisión evaluadora arriesgó confiando en un proyecto que rompía con los cánones del momento.


En el arte del Renacimiento temprano, el punto de partida de la producción se ha de encontrar casi siempre, no en el impulso creativo, la autoexpresión subjetiva y la inspiración espontánea, sino en la tarea encomendada por el cliente. Arnold Hauser

A nadie se le escapa el paralelismo. La escuela que proporciona retos y acepta respuestas diferentes promueve genios creativos como el de Brunelleschi, pero tiene que haber algo más... Los dirigentes de Florencia estaban decididos a crear una «nueva Atenas», e implicaron a muchos en esta misión. Banqueros, como los Médicis, inyectaron el capital necesario. La ciudadanía asumió un papel activo en la selección de las obras de arte. En suma, se generó el contexto idóneo para que floreciera la creatividad.

La investigación de Csíkszentmihályi constata lo aprendido en el Quattrocento, concluyendo que: «El éxito creativo de una idea depende de la implicación directa o indirecta de muchas personas, y no solo del empeño de su creador». En términos pedagógicos, equivale a decir que el desarrollo de la creatividad no es cosa solo de un claustro comprometido. Los docentes pueden hacer mucho, pero no pueden hacerlo todo solos. La creatividad fluye cuando en una comunidad educativa se genera un contexto florentino.

0

La pedagogía Montessori en 5 citas

Foto de Patrick Buechner vía Flickr

María Montessori (1870-1952) es la pedagoga más influyente en la didáctica moderna de la Educación Infantil. Llegó a la educación a través de su interés en los problemas del desarrollo cognitivo infantil, que trataba como médico. Creó sus propios métodos para que sus pequeños pacientes aprendieran a leer y escribir. La validez de sus procedimientos hizo que rápidamente se extrapolaran a todo tipo de alumnado. Fundó la Casa de los Niños y allí profundizó en lo que a la postre se conocería como método Montessori. Sus teorías se construyen a partir de la observación directa sobre la actividad espontánea infantil. Así llegó a la conclusión de que para aprender hay que dar libertad y diferentes oportunidades para practicar, lo que supuso una auténtica revolución pedagógica que te invito a descubrir a través de sus citas.

«La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle»

Toda una declaración de intenciones que incide en dos de los pilares de la pedagogía Montessori. (1) La educación es una tarea importante, y así debemos concebirla los adultos. Los colegios, por ejemplo, no pueden entenderse como una suerte de guarderías, en las que los alumnos solo pasan el tiempo mientras sus padres trabajan. La educación AGITA la vida, y debe cumplir esta función con la precaución de no dirigirla (2), dando LIBERTAD para que cada persona elija su camino.

«Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo»

No es solo una cuestión ética, el protagonismo del adulto debe restringirse al máximo para promover un desarrollo AUTÓNOMO. Para María Montessori, aprender es un proceso personal que solo precisa de ayudas puntuales, y no de una intromisión constante. El intervencionismo adulto puede potenciar dependencia en el niño, que atrofia la capacidad natural para aprender por sí mismo.

«La mayor señal del éxito de un docente es poder decir: "Ahora mi clase trabaja como si yo no estuviera"»

Queda claro que María Montessori es partidaria de que el docente pase a un segundo plano. Lo argumenta en la necesidad de compartir RESPONSABILIDAD con el alumnado, como un mecanismo para que vayan asumiendo compromisos en relación a su propio proceso de enseñanza y aprendizaje.

«La mejor enseñanza es la que utiliza la menor cantidad de palabras necesarias para la acción»

También entra de lleno en la metodología. Una sesión vivencial, en la que la experiencia personal cobre relevancia, es mucho mejor que una clase magistral. "Aprender es mucho más que sentarse a escuchar". La ACCIÓN es el mejor recurso didáctico del método Montessori.

«Para cambiar la humanidad hay que empezar con los niños, pero para eso hay que querer cambiar la humanidad»

Entender que la mejor forma de cambiar el mundo es la educación, equivale a dotarla de un sentido TRASCENDENTAL, que refleja muy bien esta cita. Sin embargo, también nos deja una advertencia sobre el interés de ciertos sectores en que nada cambie, en mantener el status quo... estos lobis centrarán su esfuerzo en degradar la educación, en utilizarla, en manipularla para sirva a un propósito inmovilista.

2

TIC aplicadas a la educación

Foto de Enrique Sánchez vía Flickr

SINOPSIS / CRÍTICA / AUTOR / CITA / TUIT / BIBLIO

¡Por fin un libro sobre tecnología educativa en #Pedagogía350! Redes sociales, PLE, realidad aumentada, smartphones... son algunos de los contenidos que visten sus páginas. Sin embargo, no se trata de un manual de uso (aunque recoge lo que debes saber para ponerte en marcha con las TIC). Está impregnado de una filosofía muy necesaria es su campo: "Primero pedagogía, después tecnología". En plena sintonía con la realidad educativa que viven colegios e institutos, entra de lleno en cuestiones como: el tratamiento curricular de la competencia digital o el desarrollo de un proyecto TIC en el centro educativo.

Tecnologías de la Comunicación y la Información aplicadas a la educación es un libro que no puede faltar en nuestra biblioteca pedagógica. La razón: aporta esa fundamentación pedagógica imprescindible, y tan ausente en demasiadas ocasiones, para incorporar las TIC al aula. Además, compila un conocimiento totalmente actualizado (y esto es algo importante cuando hablamos de las TIC) y relevante respecto contextos educativos formales.

La obra está coordinada por José Sánchez-Rodríguez, Julio Ruiz-Palmero y Melchor Gómez-García, tres de esos "docentes todoterreno" que conocen bien las diferentes etapas del sistema educativo. Tienen una interesante trayectoria en la investigación y experimentación didáctica en el campo de la tecnología educativa, en temas como: MOOC, e-learnig, m-learning o realidad aumentada. Todo ello es materia del VI Congreso de Buenas Prácticas con TIC, que este equipo organiza en octubre en la UMA ¡Te lo recomiendo! En el libro participan otros autores, que completan una visión de conjunto sobre las TIC en la educación. Cabe destacar la aportación de Julio Cabero, todo un referente en el tema.


La implementación didáctica de recursos tecnológicos no supone una innovación por sí misma. Es más, en muchos casos las TIC refuerzan modelos pedagógicos tradicionales; ¿qué innovación hay en usar una plataforma Moodle, por ejemplo, exclusivamente para subir apuntes o poner exámenes? La verdadera innovación está en la metodología, no en el recurso didáctico. Página 161.


Sánchez-Rodríguez, José; Ruiz-Palmero, Julio y Gómez-García, Melchor (Coords.) (2016): Tecnologías de la Comunicación y la Información aplicadas a la educación. Síntesis.

0